Eclesiastés 2:3

Lectura del libro de Eclesiastés 2:3

Propuse en mi corazón agasajar mi carne con vino, y que anduviese mi corazón en sabiduría, con retención de la necedad, hasta ver cuál fuese el bien de los hijos de los hombres, en el cual se ocuparan debajo del cielo todos los días de su vida.

Eclesiastés 2:3

 
Toda lectura de cualquier capítulo o versículo, en este caso el versículo 3 del capítulo 2 de Eclesiastés perteneciente al Antiguo Testamento, nos permitirá que conocer mejor Palabra de Dios, su significado, y lo que es más importante, ser educados por la Palabra y Gracia de Dios.
 
Si deseas conocer algún texto sagrado específico, por ejemplo Eclesiastés 2:3, puedes realizarlo mediante nuestra web en la que te ofrecemos La Biblia Online para que puedas consultar la Palabra del Señor de forma sencilla y desde cualquier parte del mundo. No obstante, también te ofrecemos la posibilidad de obtener La Biblia en formato papel.

Comprar Biblia

 Eclesiastés 2:3

Subir

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para obtener información estadística y mostrarte publicidad personalizada. Al navegar por nuestro sitio o utilizar nuestros servicios, aceptas su uso. Más información